Libros

Publicaciones de Gaspar Hernández

Últimas entradas en el Blog

Más sobre Gaspar y sus reflexiones.

Nueva novela “La mujer que no sabía llorar”

Nueva novela “La mujer que no sabía llorar”

Me ha costado atreverme a escribir “La mujer que no sabía llorar”   Editada por Destino, sale a la venta el próximo 5 de abril   La historia de una mujer que bloqueó sus emociones hasta el extremo de que no podía llorar, en modo alguno. Ni, por ejemplo, durante los funerales. Ni tampoco viendo dramas en el cine. Ni intentando evocar la emoción de la tristeza. Un bloqueo colosal. Siendo, como era ella, sexóloga -una de las primeras sexólogas, en una época en la que el sexo aún era un tabú-, compensaba su bloqueo emocional en la cama. El sexo como una escapatoria, o como una huida hacia delante. Una mujer insaciable.   Pero el sexo es una forma de energía vital. Tiene una dimensión espiritual. El sexo practicado de manera consciente, puede ser un camino hacia el despertar.   El narrador de “La mujer que no sabía llorar” conoció a la sexóloga, Daniela Costa-Pau, cuando tenía diecisiete años y era becario de un diario de provincias. Editaba...

Ver entrada
Enric Corbera, un personaje de novela

Enric Corbera, un personaje de novela

Fue en la primavera de 2013 cuando vi en YouTube a un tipo campechano diciendo que el mundo no existe. Que todo es un sueño. Mi primera reacción fue echarme a reír. Pues vaya, pensé, qué desilusión. Sin embargo, el mensaje de aquel hombre era profundamente espiritual, a pesar de que él no llevaba túnica, ni meditaba, ni hacía rituales. Aseguraba que no tenía ninguna organización detrás, ninguna secta, ninguna religión. Soltaba tacos, bebía Coca-Cola y decía que hablaba para las marujas. Era uno de los nuevos fenómenos de internet, personas anónimas que de repente se convierten en celebridades sin el empuje de los medios. Algunos de sus vídeos habían sido reproducidos más de un millón de veces. Se llamaba Enric Corbera, y había registrado un método de curación sobre el que peroraba en universidades de Latinoamérica. Su tono en absoluto era académico. Seguía diciendo que hablaba para las marujas, y aunque estuviese en un paraninfo universitario sostenía no solo que “todos somos uno”, sino el otro mensaje que a mí me...

Ver entrada