Gracias por ser los ojos que me leen.